Skip to content

¿Por qué es Fibonacci?

¡Bienvenidos a mi blog de Fibonacci! Hoy quiero compartir con ustedes la inspiración detrás de nuestra marca de objetos para usar y para la casa hechos a mano, Fibonacci.

El nombre Fibonacci se refiere al matemático italiano del siglo XIII, Leonardo de Pisa, también
conocido como Fibonacci. Él fue uno de los primeros matemáticos en introducir la secuencia de Fibonacci, una serie de números en la que cada número es la suma de los dos números
anteriores.

Esta secuencia, que comienza con 0 y 1, se genera sumando los dos números anteriores para
producir el siguiente número en la secuencia. Por ejemplo, los primeros números de la secuencia son 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21 y así sucesivamente.

Lo interesante de la secuencia de Fibonacci es que, cuando se representan los cuadrados de los números de la secuencia en una espiral, se forma una hermosa figura geométrica llamada la «espiral de Fibonacci». Esta espiral se encuentra en muchos lugares de la naturaleza, desde la disposición de las hojas en una rama hasta la forma de las conchas de caracol.

La fascinación de Fibonacci por la geometría y las proporciones también lo llevó a descubrir la
famosa proporción áurea, conocida como la divina proporción. Esta proporción se encuentra en muchas obras de arte y arquitectura, y se cree que es una de las razones por las que estas obras se ven tan equilibradas y atractivas a nuestros ojos.

Para mí, Fibonacci representa la belleza de la geometría y la proporción en la naturaleza, y mi
marca de objetos hechos a mano busca reflejada esa belleza. Cada objeto que creamos se hace con amor y cuidado, utilizando técnicas tradicionales de fabricación y materiales de alta calidad.

Desde nuestras joyas artesanales hasta nuestros productos para el hogar, cada uno tiene un
toque único y está diseñado para durar. Espero que esta introducción a la historia detrás de Fibonacci te haya inspirado tanto como a mí.

Estoy emocionado de compartir más sobre mi proceso de diseño, técnicas de fabricación y
productos en futuros posts de blog. ¡Gracias por acompañarme en este viaje!

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *